• Instagram

Introducción 

 

Occupy a Job on Wall Street es una novela autobiográfica sobre la Ciudad de Nueva York a principios del 2000, centrada en un protagonista que fue guiado por tres sociópatas. 

 

Episodio 1: El altruismo es egoísta.

 

Esta es una especie de historia sobre la burbuja crediticia. Por lo pronto tiene lugar en 2007, antes del derrumbamiento de la economía, y se centra en el tipo de estupidez con la que te podías salir con la tuya en ese entonces. Conocía a estos cuatro traders. Eran más tontos que un saco de piedras, pero todo el mundo tiene su momento de gloria, y así desarrollaron una idea de negocio clásica que fascinó a Wall Street durante más de una década.  - Y te digo ahora que, si tratas de hacer lo mismo en cualquier ciudad fuera de Nueva York, tendrás el éxito garantizado. No importa cuanta gente haya visto esto. Te digo que todavía te funcionará. ¿Quieres probarlo? Seguro que sí.

Ahí va, Paso uno: Pídele a un restaurante local que necesite aumentar su volumen de negocio que si puedes ejercer de camarero durante una hora y donar tus propinas a la beneficencia. Ellos te dirán que sí. Paso dos: Invita a todas tus amigas a asistir, incluso si solo tienes cinco, o diez.

 

Ellas te dirán que sí. Paso tres: Ahora ve a tu club de striptease local y dale a las chicas unos tickets para “el evento”. Este es el único gasto que vas a tener con esta idea, pero no te preocupes, puedes comprar tickets personalizados de plástico en internet por unos cuantos céntimos. Diles a las strippers que se vistan con ropa de calle normal. Diles también que el evento terminará sobre las 9pm y que los clientes trabajan en banca.

 

Solo porque sean strippers no significa que sean estúpidas, te dirán que sí. Paso cuatro: Durante la noche, las strippers no sabrán quién trabaja en el sector financiero. Y los clientes del restaurante no sabrán, al menos al principio, quién trabaja en banca y quién no.

 

 Será divertido, créeme. Paso cinco: Dale las propinas a la beneficencia.

 

Sí, todas. Esto no es un timo para sacar dinero. Paso seis: Haz una lista con los correos electrónicos de los asistentes, y pídeles a tus invitados que convenzan a más gente que quiera ayudarte con tu organización benéfica favorita. Paso siete: Repetir. Así que estos cuatro traders dominaron completamente este modelo de negocio en Nueva York. Llevaban a cabo eventos al azar en bares. Restaurantes italianos con campos de tiro. Concursos de comer tacos. Lo que sea. Una vez llevaron a 18 strippers a jugar al golf por todos los hoyos de Winged Foot antes de que los encargados se dieran cuenta de lo que estaba pasando y los echasen a todos, por supuesto. Organizaron colectas en Cipriani. Candidatos presidenciales hablaron en sus eventos. Recaudaron millones, literalmente, para organizaciones benéficas militares. Sabes quiénes son. Son los payasos que corren por un campo de minas. Ahora, antes de continuar, establezcamos el contexto. Sé que es pesado, pero, como todos descubrimos al final de nuestras vidas, el contexto es importante.

 

Estamos en el año 2007

* Nancy Pelosi se convierte en la primera mujer presidenta de la Cámara en la historia de los Estados Unidos.

* Britney Spears se afeita la cabeza y empieza a atacar a los paparazzi utilizando paraguas.

* Comienza la crisis de las hipotecas subprime.

* El CEO de Apple, Steve Jobs, presenta el iPhone en una conferencia en San Francisco.

* El tiroteo de Virginia Tech se convierte en el peor tiroteo masivo de la historia por número de muertes (32), algo que ahora casi nos parece pintoresco.

* Se emite por primera vez el programa Al Día con las Kardashian.

* El Tribunal Supremo levanta la prohibición del llamado aborto por nacimiento parcial.

* La OMS informa de que el 80% de los iraquís no poseen acceso a saneamiento y el 70% carecen de agua limpia.

* El séptimo libro de Harry Potter vende 8.3 millones de copias en su primer día.

* Don Imus describe al equipo de baloncesto femenino de la Universidad de Rutgers como “zorras de pelo a lo afro”

* El 72% de los americanos, una cifra récord, piensan que el país está siguiendo “el camino equivocado”.

* Un 1% de los americanos poseen la mitad de las acciones del país y una riqueza récord de 16 trillones de dólares, más que todo el 90% inferior.

 

 

Así que, de todos modos, estos cuatro idiotas iban por ahí reclutando strippers para uno de sus espectáculos basura y van y se encuentran con un trader de Delta One, acompañado de unos 30 empleados suyos. Vamos a llamar a este tipo Mick. Así que estos dos grupos de traders están en Scores, cuando estaba en Upper East Side debajo de Queensboro Bridge. Cuando Mick se da cuenta de que los otros traders estaban dando invitaciones para una recolecta de fondos de Wall Street para dentro de un par de semanas, insistió en implicarse en el asunto. Pero todo resultó ser algo abrumador para él: tenemos allí a todo el Departamento de Bomberos de Nueva York, un montón de tipos del ejército, y Mick sencillamente se dejó caer un poco en la madriguera del conejo. Cuando llegaba la hora de irse a otro club para dar algo de diversidad al evento, Mick no se iba. Era típico de él soltar un, “No me voy, ¡a esta chica le gusto!”

 

No hay discusión posible con Mick si lleva ya 10 cervezas encima, así que el resto de traders simplemente se encogían de hombros y partían hacia Dirty Mike’s en Rector Street. Así que un mes después me encontré con Mick en la colecta del ejército y le pregunté de qué conocía a las cuatro chicas que le acompañaban. Me dijo que se levantó a las 3 de la mañana en una habitación privada de Scores junto a un empresario bangladeshí desnudo. Las cuatro chicas estaban en la habitación, viendo la TV, comiendo pizza y utilizándolos a ambos de taburetes. Y así es cómo descubrí que un puñado de traders que querían tener algo de qué hablar con las strippers comenzaron una de las mayores recaudadoras de fondos de Wall Street.

 

Y créeme si te digo que, si esos payasos pudieron hacerlo, tú también